EL REGRESO DE CHáBELI TRAS QUINCE AñOS RETIRADA

Chábeli Iglesias lleva más de 20 años dedicándose al interiorismo, pero ahora ha dado un paso más en un original proyecto junto a su hermano Julio, grabado entre Miami y Madrid, donde veremos cómo reforman las casas de ocho conocidos personajes, entre ellos su propia madre, Isabel Preysler. "Ha sido muy gratificante porque he podido hacer realidad uno de mis sueños, que es llevar a un medio que me fascina, como es la televisión, lo que me apasiona, la decoración" nos dice encantada de haber podido pasar más tiempo en España. El programa Los Iglesias: her-manos a la obra, que acaba de estrenar La 1 de TVE el 9 de julio, supone su regreso a televisión tras más de 15 años de retiro mediático. Hablamos con Chábeli de nuevos retos, familia y amor, rodeada por los suyos, su marido, Christian Altaba, con quien va camino de celebrar 23 años de matrimonio, y sus hijos, Alejandro, de 22 años, y Sofía, que ya ha cumplido 12 y está muy cambiada.

—Chábeli, estrenas programa con Julio, ¿cómo ha sido trabajar mano a mano entre hermanos? 

—Ha sido una experiencia maravillosa. Me ha encantado poder pasar tanto tiempo junto a mi hermano. Creo que tenemos una gran conexión a la hora de trabajar juntos.

"Mis hijos siempre han sido mi prioridad"

—¿Cuál es el papel de cada uno? 

—En el programa, Julio es el responsable de llevar a cabo la reforma, poniendo en práctica mis ideas y haciéndolas realidad. Mientras que yo soy la encargada de diseñar el proyecto y todo lo relacionado con la decoración de interiores. 

—¿Quién ha llevado la voz cantante en cuanto a disciplina, horarios, estudiar guiones…? En resumidas cuentas, ¿quién es más organizado de los dos? 

—En general, nos hemos compenetrado a la perfección y los dos hemos sido bastante organizados. 

—Seguro que ha habido muchos momentos de risas. ¿Alguna anécdota especialmente divertida de las grabaciones? 

—Sí, hubo muchos momentos divertidos en los que no podíamos para de reír. En cuanto a la anécdota, recuerdo cuando, después de haber trabajado mucho y que el proyecto estuviera listo para enseñar, de repente, Julio hacía alguna trastada, como poner sus manos en los cristales limpios o cambiar cosas de lugar. 

Mucho tiempo

—¿Hacía mucho que no hacías televisión? ¿Qué fue lo último? 

—Hace menos de un año hice un programa especial para celebrar el 80 cumpleaños de mi padre en Televisión Española, pero es verdad que estuve mucho tiempo sin hacer televisión, lo último fue el programa que hice en Estados Unidos llamado El show de Chábeli. 

"Sofía está hecha toda una mujercita ¡El tiempo pasa volando! Es una niña muy perseverante, cari­ñosa y divertida. Le encanta que hagamos planes juntas"​​​​

—Era un medio al que te apetecía volver, ¿has estado buscando el proyecto o se ha presentado, digamos, de improviso y no has podido rechazarlo? 

—La verdad es que durante estos años me han presentado muchos proyectos, pero Los Iglesias: her-manos a la obra llenaba todas las expectativas de lo que yo quería hacer, ya que en él puedo llevar a cabo dos de mis grandes pasiones, la decoración y las reformas.

—¿Qué crees que la gente va a descubrir de ti a través de este programa?

—Mi sentido del humor y la relación tan divertida que tengo con mi hermano.

"Ha sido una experiencia maravillosa. Me ha encantado poder pasar tanto tiempo junto a mi hermano Julio. Tenemos una gran conexión a la hora de trabajar juntos", nos dice del programa que supone su vuelta a la pantalla

—¿Y qué hicisteis en casa de tu madre? ¿Le gustó el resultado?

—En casa de mi madre lo que hicimos fue en el exterior. No quiero contaros más porque lo bonito es ver el programa, pero si os puedo adelantar que mi madre se quedó muy contenta.

—¿Cuál ha sido la reforma que más os costó hacer y por qué? 

—Todas las reformas tenían su pequeña o gran complicación, pero la que realmente nos dio un poco más de quebraderos de cabeza fue la de Omar Montes, ya que teníamos poco tiempo y tuvimos que hacer tres habitaciones y un proyecto de iluminación en el jardín. Y en el último momento nos pidió algo que para él es muy especial y casi nos da algo, pero los resultados al final fueron fantásticos. 

—Experiencia tenías desde luego… Hace muchos años que compras, renuevas, decoras y vendes casas. ¿Sigues dedicándote a ello?

—Sí, me sigo dedicando a ello. Llevo más de 20 años haciéndolo y cada día me gusta más. 

—Ese trabajo, digamos, te ha permitido dedicarte a tus hijos, a tu familia, que para ti están por encima de todo. 

—Sí, mi familia y mis hijos siempre han sido mi prioridad. Hacer este trabajo me ha permitido durante estos últimos 20 años estar siempre cerca de ellos. 

—¿Qué motivó que te apartaras de la tele y del foco mediático? 

—Mi familia. 

—Es decir, que este regreso también tiene que ver con que tus hijos se hacen mayores: Alejandro tiene ya 22 años y Sofía ha cumplido doce.

—Efectivamente, ha tenido mucho que ver. Ahora que mis hijos han crecido, ya puedo dedicarme más tiempo a otras parcelas de mi vida, en este caso, la televisión. 

Muy cambiada

—Hacía mucho que no veíamos a Sofía, ¡qué cambiada está! Te parecerá mentira. 

—Sí, está hecha toda una mujercita. ¡El tiempo pasa volando!

"Christian y yo hemos tenido la suerte de tener un buen matrimonio, con nuestros altos y nuestros bajos, pero siempre muy unidos y queriéndonos mucho", asegura, camino de celebrar 23 años de casados

—Ya está en la preadolescencia, ¿cómo es tu relación con ella? 

—Mi relación con ella es muy buena, hay mucho cariño entre nosotras.

—¿Qué destacarías de Sofía sobre todo? 

—Es una niña muy perseverante, cariñosa y divertida. Le encanta que hagamos planes juntas. Lo que más le puede gustar es pasar tiempo conmigo tanto en la piscina como disfrutando de la playa y el mar. 

—¿A quién se parece de los dos y qué crees que ha heredado de ti? 

—Físicamente, creo que se parece mucho a mí, y de carácter, a su padre. En cuanto a lo que ha heredado de mí, posiblemente, es lo cariñosa que es con todo el mundo. 

—¿Y sigue siendo «la consentida» de su padre, de Christian? 

—¡Claro! Siempre será su consentida. 

—Tú siempre fuiste muy precoz… ¿A ella has intentado mantenerla más prote­gida?

—Así es, siempre ha sido nuestra prioridad intentar proteger a nuestros dos hijos lo máximo posible.

"Más que arrepentirme, creo que he aprendido de todas las experiencias buenas y malas que me han pasado en mi vida, y esto me ha llevado a ser la persona que soy hoy en día"

—¿Cómo es con su abuela Isabel? 

—Sofía con su abuela es muy cariñosa. Le encanta hacer «facetime» con ella. Adora a su abuela y tienen una relación muy especial. 

—¿Y tu madre con ella? 

—A mi madre le hace mucha gracias hablar con Sofía, hablan casi todos los días y la quiere muchísimo. 

—¿Y cómo es su relación con Alejandro, su nieto mayor?

—Mi madre tiene devoción por su nieto y siempre hacen por verse lo máximo posible.

—Han podido estar más tiempo juntas los meses que has estado en casa de tu madre mientras grababas el programa. Habrán disfrutado mucho. 

—Me ha encantado poder pasar tiempo con ella en familia. Sofía ha estado otras veces en España, pero es la primera vez que ha pasado tanto tiempo allí.

—¿Christian y Alejandro también han estado estos meses en España?

—Sí, viajaron conmigo para acompañarme mientras estaba grabando en Madrid. 

—Julio se instaló también en Puerta de Hierro y coincidirías con Ana y su familia, ¿ha sido un poco todos reunidos, como antes? 

—Sí, hemos podido estar todos reunidos en casa de mi madre y nos hemos divertido mucho como cuando éramos pequeños. También pude pasar mucho tiempo con mis sobrinos, que están para comérselos. 

—Pues ella estaría encantada…

—¡Claro! Estaba feliz de poder tenernos a todos juntos. 

"Está fenomenal"

—Al final, ¿Alejandro se decidió por la abogacía, como tu padre, que estudió Derecho?

—Sí, en la actualidad está estudiando la carrera de Derecho, en Estados Unidos. 

—Seguro que te ha dado pocos disgustos, pare­ce un chico sensato.

—La verdad es que siempre ha sido un niño muy sensato, maduro y responsable. Nunca me ha dado ningún disgusto. Es también amable y muy responsable. Es una versión mejorada de sus padres.

—¿Es muy protector con su hermana pequeña?

—Sí, es superprotector con su hermana y la echa mucho de menos cuando está fuera de casa. 

—¿Sabe ya sus planes cuando termine la carre­ra?

—Todavía no ha terminado, ya que en Estados Unidos la carrera de Derecho son siete años y todavía le quedan cuatro años universitarios. Aún no trabaja, aunque sí ha estado haciendo prácticas en verano en una firma de abogados.

—Te casaste con 21 años, más joven de lo que es él, ¿cómo te tomarías que llegue un día y te diga que se casa? 

—Yo creo que no se puede comparar porque era otra época. Ahora, por lo general, suelen casarse más mayores. 

—Tener un nieto tan mayor debe ser para Julio Iglesias un orgullo… y encima estudiando Derecho. 

—Sí, mi padre está muy orgulloso de él.

—¿Y cómo es Julio como abuelo? 

—¡Le encanta ejercer de abuelo! Suelen tener larguísimas conversaciones, sobre todo de filosofía, que es un tema que les apasiona a los dos. También a mi padre le encanta darle consejos sobre la vida. 

—Por mucho que pase el tiempo, Chábeli, ¿continúas siendo la niña de los ojos de tu padre? 

—¡Eso no lo puedo contestar yo, se lo tenéis que preguntar a él! (Risas).

—¿Seguís hablando a diario? 

—Hablamos a diario y nos vemos todo lo que podemos. 

—Cada cierto tiempo hay especulaciones sobre su salud ¿está bien?

—Mi padre está fenomenal. ¡Ya me gustaría a mí llegar a su edad tan bien como está él!

Una madre protectora

—¿En qué etapa estás en este momento de tu vida? Porque, por ejemplo, a la edad de tu hijo, tú ya estabas desde hacía años en el epicentro informa­tivo.

—Estoy en una etapa tranquila y serena y donde disfruto de todo lo que hago. 

—Christian y tú os casasteis el 8 de octubre de 2001, vais camino de 23 años de casados, ¿cuál es el balance?

—La verdad es que hemos tenido la suerte de tener un buen matrimonio, con nuestros altos y nuestros bajos, pero siempre muy unidos y queriéndonos mucho. 

"Alejandro nunca me ha dado ningún disgusto. Siempre ha sido sensato, maduro y responsable. Está estudiando la carrera de Derecho —como su abuelo Julio—, que en Estados Unidos son siete años"

—¿Cuál es el secreto para manteneros unidos?

—Creo que nuestro secreto ha sido que, al tomar la decisión de casarnos, los dos nos planteamos poner nuestra familia por encima de todo. 

—¿Qué te ha aportado Christian? 

—Christian me aporta mucha estabilidad. De él destacaría su generosidad.

—¿Cómo eres como madre? 

—Soy una madre protectora, cariñosa, disciplinada y exigente. Intento ser amiga de mis hijos. 

—¿Qué sientes cuando ves la familia que has formado? 

—Mucho orgullo. 

Ejerciendo de hermana mayor

—¿Ves con frecuencia a Enrique y sus hijos? 

—Por supuesto, nos vemos todo lo que podemos. No hay cosa que más me divierta que pasar tiempo con mis sobrinos y pintar con ellos. 

—Hacéis planes juntos los hermanos.

—Sí, nos encanta hacer planes juntos. 

—¿Te sorprende ver a Enrique tan padrazo con sus hijos?

—No, en absoluto. Enrique siempre ha sido muy niñero. 

—Sofía es su ahijada ¿ejerce de padri­no?

—Sí, siempre está muy pendiente tanto de Sofía como de Alejandro.

—¿Quién es el más independiente: Julio, Enrique o tú?

—Julio es el más independiente, con diferencia.

"Sofía es muy cariñosa con su abuela. Le encanta hacer facetime con ella. La adora y tienen una relación muy especial. Hablan casi todos los días y mi madre la quiere muchísimo"

—¿Y qué tal ves a Julio con su nueva novia?

—Yo lo veo muy feliz.

—¿Está dispuesto a casarse de nuevo?

—El tiempo lo dirá.

—¿Has podido conocer a Martín, tu nuevo sobrinito, el tercer hijo de Ana?

—Todavía no, pero lo he visto en fotos y es guapísimo. 

—Ahora que has podido estar más tiempo con tus hermanas en Madrid, ¿cómo has visto a cada una en estas respectivas etapas de sus vidas? 

—A Tamara la he visto superfeliz y trabajando mucho. Ana está hecha toda una madraza con sus niños y en un momento muy dulce.

—Te gustaría ver a Tamara cumplir el sueño de ser madre. 

—Por supuesto. 

—¿Ejerces con ellas de hermana mayor? 

—Sí, suelo ejercer como hermana mayor de todos mis hermanos e intento darles mis mejores consejos y opiniones cuando me lo piden.

—Las echarás de menos cuando estás en Estados Unidos…

—¡Claro! Los echo mucho de menos a todos. 

—¿Siempre has estado muy unida a tu madre o habéis tenido vuestros más y vuestros menos?

—Siempre he estado muy unida a mi madre. Llegar a España y pasar tiempo ella lo disfruto mucho, como cualquier hija. 

"A Tamara la he visto superfeliz y trabajando mucho. Ana está hecha toda una madraza con sus niños y en un momento muy dulce"

—¿Cuál ha sido su mejor consejo? 

—Que intente siempre ser feliz.

—¿Cómo la ves en este momento de su vida? 

—Está feliz de la vida en este momen­to. 

Planes de futuro

—Mirando al pasado, ¿de qué te arrepientes?

—Más que arrepentirme, creo que he aprendido de todas las experiencias buenas y malas que me han pasado en mi vida y esto me ha llevado a ser la persona que soy hoy en día.

—¿Y cuáles crees que han sido tus mayores aciertos, Chábeli?

—Formar una familia junto a Christian, tener a mis hijos y ponerlos a ellos por encima de todo.

"Mi padre está muy orgulloso de Alejandro. ¡Le encanta ejercer de abuelo! Suelen tener larguísimas conversaciones, sobre todo de filosofía, que les apasiona. Y a mi padre también le encanta darle consejos sobre la vida"

—¿Qué errores cometiste que no te gustaría que tus hijos cometieran?

—Que no se precipiten al tomar decisiones en su vida. 

—¿Con qué disfrutas más hoy en día?

—Con mi familia, mi trabajo y mis hobbies

—¿Cuáles son tus planes más próximos? 

—Estoy preparando otro proyecto de televisión del que podré hablar en unos meses.

—¿Y cómo te ves en el futuro?

—Disfrutando de mi familia y trabajando en mis proyectos.

2024-07-10T04:58:40Z dg43tfdfdgfd